Desfibrilador externo para piscinas en verano
¿Por qué hay que reforzar los servicios de cardioprotección en verano?
10 julio, 2017
Francisco salva la vida de una mujer en Hotel Castillo de Monda
El conocimiento en RCP y el uso del desfibrilador salvan la vida a un cliente del Castillo de Monda
30 julio, 2017
Show all

¿Qué es un desfibrilador externo semiautomático o DESA?

Desfibrilador externo semiautomatico Samaritan

¿Qué es un desfibrilador DESA?

En la entrada de hoy vamos a hablar sobre el desfibrilador desa, la desfibrilación y los avanzados aparatos de desfibrilación externa semiautomáticos que podemos encontrar en la actualidad. Se trata de máquinas que son muy fáciles de utilizar tras unas horas de aprendizaje y que suponen la diferencia entre la vida y la muerte en la mayoría de los casos. En un artículo anterior vimos la historia de los desfibriladores, en esta nos centraremos en el funcionamiento de este aparato.

Los problemas cardiacos y la reanimación cardiovascular

La muerte súbita es un problema que afecta a todas las capas de la sociedad, aunque los casos de mayor relevancia estén con frecuencia relacionados con deportistas de alto nivel. Por este motivo, es indispensable tomar medidas de prevención basados en unos hábitos de vida saludables, una dieta equilibrada, ejercicio regular y abandonar elementos perjudiciales como el alcohol y el consumo de tabaco.

Se aconseja realizar chequeos médicos antes de comenzar con un entrenamiento que requiera un gran esfuerzo y estar familiarizados con las técnicas de reanimación cardiovascular. Solo de esta forma estaremos preparados para reaccionar ante cualquier eventualidad y podremos reducir el porcentaje de mortalidad asociado a episodios cardiacos.

La importancia de la desfibrilación

Una gran cantidad de problemas del corazón tienen que ver con la fibrilación ventricular, que se caracteriza por un ritmo cardiaco anormal que puede llegar a ser fatal. El uso de aparatos de desfibrilación externa semi automáticos están diseñados para reanimar al paciente tras el infarto, aplicando para ello una descarga eléctrica al corazón que le permite retomar su pulso normal.

En la actualidad, la desfibrilación es la única técnica realmente eficaz para solucionar una fibrilación ventricular y si no contamos con una de estas máquinas se reducen drásticamente las posibilidades de sobrevivir a un ataque cardiaco.

¿Qué es un DESA?

Los desfibriladores manuales comunes son aquellos que están disponibles en hospitales, centros de atención médica y vehículos de emergencia. Se trata de máquinas muy eficaces pero requieren la presencia de personal sanitario cualificado, ya que para utilizarlas adecuadamente y con seguridad es necesario un proceso de entrenamiento avanzado.

Sin embargo, los desfibriladores externos semiautomáticos o DESA están compuestos por unidades muy pequeñas que son fácilmente manejables. Además, a diferencia de las anteriores, estas máquinas son mucho más sencillas de utilizar y cualquier persona puede ser apta para usarlas tras una o dos sesiones de formación.

Tipos de desfibriladores

Existen dos tipos principales de desfibriladores usados hoy en día, el desfibrilador interno automático  o desfibrilador automático implantable y el desfibrilador externo en su versión automática y semi automática. Los pacientes con desfibrilador automático implantable (DAI) constituyen una población en riesgo de presentar alteraciones psicológicas y una peor calidad de vida. Sin embargo, datos derivados de la mayoría de los grandes ensayos clínicos aleatorios con DAI ponen de manifiesto que el efecto del dispositivo sobre la calidad de vida es beneficioso o neutro.

Un desfibrilador portátil o desfibrilador externo es justamente lo que se dice que es; es un desfibrilador que es portátil y se puede llevar a todas partes. Esta máquina ya no se encuentra únicamente en un vehículo de emergencia o en un hospital, sino que se puede comprar para su uso en el hogar. Si usted o su ser querido está en riesgo de sufrir un ataque cardíaco, ésta puede ser una opción para poder sobrevivir. Un desfibrilador portátil está diseñado para detectar los latidos irregulares del corazón y suministrar la cantidad de electricidad necesaria para que el corazón lata normalmente de nuevo. La tecnología de estos dispositivos es notable, porque no proporciona demasiada o muy poca electricidad.

La diferencia principal entre un desfibrilador externo automático (DEA) y uno semi automático radica en que cuando analizan a la víctima y aconsejan una descarga, el semi automático propone pulsar el botón por el reanimador y el segundo descarga automáticamente en una secuencia de 10 segundos. Nuestro consejo es usar el desfibrilador externo semi automático en entornos públicos con personal no sanitario ya que garantiza la zona segura con más eficiencia. Hay que recordar que nadie debe tocar a la  víctima en el momento de la descarga.

¿Qué elementos forman un desfibrilador externo semiautomático?

Desfibrilador externo samaritan

Los DESA son aparatos de gran eficacia que incluyen una serie de componentes esenciales para su funcionamiento. Entre ellos podemos destacar un sistema de computación que tiene como objetivo analizar el ritmo del corazón e identificar los patrones que pueden solucionarse con una descarga eléctrica.

Otro de los elementos fundamentales del aparatos son los electrodos. Normalmente el desfibrilador externo semiautomático incluye un par de electrodos adultos y otro par pediátrico. Para el mantenimiento de un desfibrilador es básico llevar una vigilancia preventiva de las fechas de caducidades de los electrodos, así como de la batería.

Para poder llevar a cabo la terapia eléctrica, el desfibrilador externo semiautomático cuenta además con una batería capaz de liberar cantidades de energías muy elevadas. También disponen de un sistema de luces, altavoz y una voz grabada que guiarán al usuario durante el proceso de reanimación.

¿Para qué sirven los DESA?

Los equipos de DESA han posibilitado que todo el mundo tenga acceso a los sistemas de desfibrilación, algo que hasta hace un tiempo estaba reservado a centros médicos y servicios de emergencias. De esta forma, su presencia se ha vuelto cada vez más común en espacios públicos como aeropuertos, casinos o gimnasios, así como hoteles, estaciones de metro o piscinas.

De igual forma que contamos con extintores en caso de incendio, es esencial disponer de un equipo de desfibrilación semiautomática en lugares muy frecuentados donde se disparan las posibilidades de un ataque al corazón, ya que si no actuamos antes de los 10 minutos tras la parada es muy complicado que el paciente sobreviva.

Ventajas de los DESA

Una de las grandes ventajas de estos aparatos es que son muy fáciles de manejar y prácticamente cualquier persona puede aprender a utilizarlos. Esto permite atender situaciones de paradas cardiorrespiratorias con rapidez al no tener que esperar la llegada de los sanitarios.

En España muchas Comunidades Autónomas lo han regulado y su formación, que debe ser específica y seguir la metodología de los organismos más importantes en esta materia, tales como la Sociedad Española de Medicina de Urgencias, el Consejo Europeo de Resucitación y Emergencias o la Asociación Americana del corazón.

¿Qué es un espacio cardioprotegido?

Un espacio cardioprotegido es aquel que cuenta con aparatos de desfibrilación y el personal necesario para atender a un paciente en los minutos posteriores a un ataque al corazón. Además, es necesario alertar a los servicios de emergencia para que acudan inmediatamente. Para que la cardioprotección sea totalmente eficaz se regula la ubicación de los DESA y el tipo de formación que deben seguir sus operadores, comenzando por la activación de la cadena de supervivencia que determina los pasos a seguir en caso de un problema cardiovascular.

Formación en el uso del DESA

En este sentido, la cadena de supervivencia requiere el reconocimiento precoz de la emergencia y la alerta de los servicios médicos. A continuación se realiza una reanimación cardiopulmonar por parte del personal no sanitario autorizado, seguido de una desfibrilación temprana mientras se espera a la llegada de los equipos de urgencias. Posteriormente, en el hospital se procederá a todos los cuidados necesarios en el periodo de postparada.

¿Cómo funcionan los DESA?

A continuación os vamos a mostrar cómo funciona un desfibrilador externo semiautomático y la forma correcta de reaccionar ante un episodio cardiaco.

  1. Lo primero es que alguien se encargue de alertar a los servicios de emergencia.
    Comenzamos el soporte vital básico. Si la víctima no respira se aconseja realizar la reanimación cardiopulmonar combinando el boca a boca con las compresiones del pecho.
  2. A continuación, encendemos el DESA y seguimos las instrucciones de su programa de voz.
  3. Colocamos los parches en el pecho del paciente después de quitarle la ropa y secarle el sudor. El parche superior se ubica en parte derecha del esternón justo debajo de la clavícula, mientras que el parche inferior se pone en la zona izquierda inferior del pecho.
  4. La propia máquina detecta el ritmo y nos dice cuándo hemos de presionar el botón de descarga.
  5. Tras la descarga volvemos a realizar la RCP para proporcionar oxígeno al corazón hasta que pasados dos minutos el DESA vuelva a analizar su ritmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *